Recomendaciones

Los 3 desayunos más saludables para mujeres embarazadas.


El desayuno es la comida más importante del día: es muy cierto cuando tienes un bebé. Aquí hay 3 desayunos súper saludables y nutritivos que ayudan a su bebé a desarrollarse.

Los 3 desayunos más saludables para mujeres embarazadas.

1. Batido verde de kiwi y espinacas con leche de almendras, yogur griego y semillas de chía

¿Qué quieres para un vaso de superalimento? Este batido es una verdadera joya porque está lleno de vitamina C (kiwi), blanco y calcio (yogur). ¿Y sabes la importancia de la ingesta adecuada de ácido fólico durante el embarazo? El pezón también se encarga de esto. Por último, pero no menos importante, las semillas de chía también le brindan una mayor necesidad de omega-3.Así es como: Llena una licuadora con una rodaja de leche de almendras, una taza de yogur, una fruta de kiwi, una marca de espinacas y una cucharada de semillas de chía. ¡Luego mezcle en unos minutos para obtener la crema!

2. Huevos duros y aguacates en gachas de trigo integral

Comience el día con una gran dosis de colina, un ingrediente de huevo fantástico y un nutriente súper almidón real para las madres con pecho. Según las últimas investigaciones, la mayoría de nosotros no tenemos suficiente, ¡así que haga clic en el huevo! Una cáscara de huevo cubre 1/4 de la ingesta diaria recomendada de colina. Ayuda con la función cerebral (no olvidará desayunar por mucho más) y el desarrollo del cerebro del bebé, especialmente en el tercer trimestre. Y su barriga sanará por el enrojecimiento completo y el contenido de fibra del aguacate.Así es como: Cocina dos huevos duros, presiona el aguacate medio maduro con un tenedor, fríe, pimienta y luego rocía dos rebanadas de pan tostado. Finalmente, corte los huevos y colóquelos encima.

3. Avena diaria con di y manzana

¿Son agotadores tus desayunos? Bueno, eso no puede ser una excusa para saltarse el desayuno. Pruebe las gachas diarias que puede cocinar la noche anterior. Por la mañana, puede sacarlo del refrigerador y escurrirlo mientras cocina el fuego de los niños, pero puede tirarlo en su tazón y comerlo en su escritorio de trabajo.Así es como: En una cacerola, mezcle media chuleta de avena, media chuleta de leche (puede tomar leche de hierbas), una cucharadita de miel, rocíe con una cucharada de eneldo picado y ralle por encima. Gire la parte superior, sacúdala bien y póngala en el refrigerador durante la noche. Mañana: el desayuno ha terminado!
(Vía)
  • Reglas de dieta de comida para bebés
  • Tres tercios de tres
  • Siete comidas obligatorias durante el embarazo.