Respuestas a las preguntas.

¿Qué debe incluir la dieta de una madre que amamanta?


Los primeros 1000 días del comienzo inconcebible de la concepción de un bebé son esenciales para el desarrollo del bebé, por lo que es importante cuidar la ingesta adecuada de vitaminas y minerales de inmediato.

¿Qué debe incluir la dieta de una madre que amamanta?

De hecho, vale la pena reponer las reservas de su cuerpo con algunas vitaminas antes de la concepción, ya que el bebé comienza a darse cuenta del hecho de que está amamantando, incluso durante el período de planificación del bebé. La importancia de la suplementación con vitaminas durante el embarazo y la lactancia aumenta muchas veces, ya que la dieta de la madre es la dieta del bebé, por lo que la salud del bebé durante la edad adulta puede ser activa en este momento.

¿Cuándo, qué, cuánto?

Lactancia materna La ingesta de vitaminas y minerales de la madre puede ser de hasta 30-100%. Por lo tanto, durante este período, la dieta de la madre debe controlarse cuidadosamente para asegurarse de que tenga una dieta variada y rica en vitaminas. Las reservas de vitaminas de la madre pueden comenzar a agotarse en los próximos meses después del parto. ¿Cuál es la cantidad de vitaminas que necesita una madre durante la lactancia? ¡En la tabla de abajo encontrarás la respuesta!* Alemania, Austria, Suiza Valores de referencia para madres lactantes, 2015. Fuente: //www.sge-ssn.ch/grundlagen/lebensmittel-und-naehrstoffe/naehrstoffempfehlungen/dachreferenzwerte/

¿Qué debe incluirse en una dieta de lactancia?

Una dieta sana, equilibrada y equilibrada es extremadamente importante durante la lactancia. Las vitaminas B2, B6 y B9 contribuyen a la reducción de la fatiga, y la vitamina B12 también contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso. Los huevos y la carne son las fuentes más importantes de vitamina B12, por lo que los vegetarianos deben prestar especial atención a los pavimentos, por ejemplo. con trucha, salmón o mozzarella. Los alimentos que contienen zinc, como las semillas de calabaza, los anacardos, también son dignos de inclusión en la dieta de la madre que amamanta, ya que este nutriente contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso. La vitamina D Especialmente cuando se trata de ingesta, el 95% de la población húngara sufre de deficiencia de vitamina D. La vitamina E contribuye al funcionamiento saludable del sistema inmunitario y se puede encontrar, entre otros, en el aceite de hígado de bacalao, el salmón, el pez espada y la leche. calcio - que se puede introducir en nuestro cuerpo con yogur natural, queso ricotta o quinua - y magnйzium - que se puede encontrar entre las amígdalas y el pezón - se necesitan huesos y dientes sanos para el mantenimiento, no solo para la madre sino también para el bebé omega-3 ácido graso, o alimentos que contienen DHA, porque contribuye al desarrollo normal del cerebro del bebé. Como nuestro cuerpo no es capaz de soportarlo, se recomiendan salmón, arenque o chia magbouli. También es importante consumir alimentos de hierro, por ejemplo. espinacas, legumbres, anacardos, carne de res, arándanos, huevos y agridulces con hasta 1-2 cubos de alto contenido de cacao, se incluyen barras de chocolate de buena calidad en la dieta. Sin embargo, es importante saber que el hierro solo se absorbe eficientemente con una ingesta adecuada de vitamina C. encontrado en pimientos, brócoli, coliflor y naranjas. La ingesta continua y equilibrada de vitaminas puede ser un desafío en su dieta diaria, especialmente durante la fiebre postnatal. Los productos hechos para madres lactantes pueden ser de gran ayuda.
  • Durante la lactancia
  • ¿Qué puede comer una madre que amamanta?
  • ¿Qué come una madre que amamanta? Los 10 ritmos más comunes
  • 5 nutrientes esenciales que debes consumir durante la lactancia